Economía

 


Negocios ocultos, una larga lista

Redacción BBC Mundo

Son muchos los operadores bursátiles cuyas acciones ocultas les han costado enormes sumas a sus empleadores.

Un corredor de bolsa empleado por el banco francés Société Générale fue acusado de haberle estafado más de US$7.000 millones a esa institución financiera, en lo que parece ser el mayor fraude llevado a cabo por un solo operador en la historia de la banca.

Société Générale dijo que el fraude ocurrió a fines del año pasado y entre el 19 y el 20 de enero de 2008.

El hombre, cuyo nombre no se ha hecho público, se dedicaba a la cobertura de futuros sobre índices bursátiles europeos.

El banco asegura que se valió de profundos conocimientos de los mecanismos de control internos, adquiridos en su cargo anterior dentro de la institución.

Este corredor, hasta ahora anónimo, se suma a una larga lista de operadores bursátiles cuyos actos ocultos les han costado enormes sumas a sus empleadores. NICK LEESON, BANCO BARINGS El más conocido es Nick Leeson, que llevó a la quiebra al banco británico Barings, en 1995.

Leeson dirigía, desde la sede de Barings en Singapur, las operaciones de futuros del banco en los mercados asiáticos.

Con sus transacciones ocultas provocó pérdidas por US$1.300 millones, lo que acabó con las reservas en efectivo del banco.

La compañía, que tenía más de 230 años de historia y gestionaba el patrimonio de la reina Isabel, fue vendida por una libra esterlina al banco holandés ING.

Leeson huyó de Singapur y, después de recorrer varios países, fue arrestado en Alemania.

Pasó cerca de cuatro años en una prisión de Singapur y escribió un libro de mucho éxito, ''Rogue trader'', a partir del cual se filmó una película, ''El gran farol'', con Ewan McGregor en el papel principal.

Según el libro, sus operaciones tenían por objetivo ayudar a unos compañeros que habían cometido algunos errores, los que generaron pérdidas relativamente pequeñas que se fueron acumulando.

Ahora es director comercial del club de fútbol irlandés Galway United. ''LIU QIBING'', OPERADOR CHINO DEL MERCADO DE METALES Un hombre conocido como Liu Qibing desapareció en 2005, después de apostar erróneamente que los precios del cobre iban a caer, lo que generó enormes pérdidas.

Había especulado en transacciones de cargamentos de cobre con un valor estimado en cerca de US$800 millones.

Era una figura familiar en la Bolsa de Metales de Londres, donde se desempeñaba como uno de los principales comerciantes del mercado de cobre, supuestamente en representación del gobierno chino.

El Buró de Reserva Estatal Chino (SRB, por sus siglas en inglés), entidad oficial donde supuestamente trabajaba, negó conocerlo. Wang Huimin, un alto funcionario del SRB, le dijo al diario londinense Times: ''Nunca he oído hablar de esta persona''. JOHN RUSNAK, ALLIED IRISH BANK En 2002, el operador de divisas estadounidense John Rusnak, empleado del banco Allied Irish Bank (AIB), fue acusado de falsificar documentos para encubrir malas inversiones. El banco dijo que, como resultado, perdió US$750 millones.

Después de una investigación de cuatro meses, fue acusado formalmente ante un jurado federal.

La fiscalía dijo que Rusnak no se benefició personalmente de las pérdidas, que fueron en su mayoría en transacciones entre el dólar estadounidense y el yen japonés.

Según informes, él le confesó al FBI que sus deudas se acumularon mientras trataba de concebir una táctica para recuperar el dinero perdido sin tener que admitir a sus jefes el problema inicial.

En 2003, fue sentenciado a siete años y medio de prisión, luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía.

YASUO HAMANAKA, SUMITOMO Yasuo Hamanaka era el principal inversionista en cobre de la corporación japonesa Sumitomo.

Era conocido como ''Sr. 5%'' porque controlaba anualmente cerca del 5% del suministro mundial de cobre.

En 1996, la compañía anunció pérdidas de US$2.600 millones debido a operaciones no autorizadas de Hamanaka en la Bolsa de Metales de Londres.

También lo acusaron de falsificar las firmas de dos de sus superiores en cartas a inversionistas extranjeros.

Fue sentenciado a ocho años de prisión y salió en libertad en 2005.

PETER YOUNG, MORGAN GRENFELL Peter Young, un gestor de fondos del banco británico Morgan Grenfell, luego adquirido por Deutsche Bank, fue acusado en 1998 de haber causado pérdidas por más de 220 millones de libras esterlinas, en inversiones no autorizadas.

Según Morgan Grenfell, Young empleó dinero invertido en tres grandes fondos europeos de la compañía para comprar acciones muy especulativas.

En diciembre de 2000, un jurado determinó que no estaba mentalmente capacitado para ir a juicio, luego de que se presentara ante un tribunal de Londres vestido de mujer.